Saltar al contenido

¿Cuáles son las mejores freidoras del mercado? Análisis, comparativa y precios

¿A quién no le gusta disfrutar de unas buenas patatas fritas, unas croquetas caseras, una fritura de pescado o un pollo empanado? Y la cantidad de alimentos y recetas que podríamos decir es casi infinita…

Por ello, si estás interesado en comprar una freidora, en este artículo hemos preparado una selección de las mejores freidoras con aceite (si quieres una que funcione sin aceite, visita nuestra sección Freidoras sin aceite). Además, te contaremos cuáles son las ventajas de utilizar estas máquinas frente a las sartenes (que son muchas), las diferencias que existen con aquellas que no utilizan aceite, qué tipos de freidoras existen… ¡Y mucho más!

¿Cuáles son las mejores freidoras del mercado?

En la siguiente tabla comparativa te dejamos los tres modelos más comprados y mejor valorados por los consumidores en Amazon. ¡Verás que algunos de ellos incluso tienen miles de opiniones positivas!

ProductoPrincess 182727Aigostar Agni 30HEYMoulinex AF220010 (la más barata)
Imagen
Ranking123
Precio
Capacidad (en litros)3 (puedes seleccionar modelo de 6 litros)31
Potencia (en vatios)200022001000

Análisis de las freidoras con aceite con mejores opiniones de los usuarios

Princess 182727 (ver en Amazon)

Empezamos con una freidora eléctrica muy económica, cuyo precio es de 35 euros pero muchas veces suele estar en oferta. Este modelo tiene más de 900 valoraciones en Amazon que le dan una nota media de 4,5 sobre 5, por lo que está dando muy buenos resultados.

Se trata de una freidora de 2000 W y con una capacidad de 3 litros, por lo que podrás hacer recetas para varias personas. Cuenta con una zona fría para que el aceite se conserve limpio y no se quemen las migas.

La temperatura máxima que alcanza es de 190 ºC, por lo que además de patatas, podrás cocinar otros tipos de alimentos frescos y congelados. Y además las piezas son compatibles con el lavavajillas.

Aigostar Agni 30HEY (ver en Amazon)

Esta freidora es una de las más vendidas de todo el catálogo de Amazon. Además, verás que da muy buenos resultados no solo porque te lo decimos nosotros, sino porque tiene más de 4.400 opiniones que le otorgan 4,5 estrellas sobre 5 en cuanto a satisfacción de compra.

Se trata de un aparato un poco más potente que el anterior, de 2200 W y con un volumen de 3 litros, con lo que podrás cocinar rápido y delicioso. Cuenta con un termostato con el que puedes controlar la temperatura exacta. Como su límite de temperatura es de 190 ºC, te permite no solo freír patatas, sino carne, pescado, verduras y muchos más alimentos (frescos y congelados).

Su acabado es en acero inoxidable, uno de los mejores materiales que puedes encontrar, y un detalle que llama de este modelo es que viene con una tapa para que no te salpique el aceite y puedas mantener la cocina limpia.

Las patas que hacen de soporte son antideslizantes, de forma que así no resbalará cuando la estés utilizando y esto le da un toque de seguridad.

Moulinex AF220010 (ver en Amazon)

Si vives solo o con tu pareja, es más probable que quieras una freidora pequeña de un litro de capacidad. Pues bien, este modelo de Moulinex (una de las marcas más reputadas del mercado) es perfecto para ti en tal caso. Para empezar, cuenta con más de 800 opiniones en Amazon, que de media le dan una nota de 4,5 sobre 5.

Como decíamos, la capacidad de este modelo es de un litro, en el que podrás añadir alrededor de 600 gramos de comida. Su potencia es de 1000 W, suficiente para el volumen que tiene, y la temperatura máxima que alcanza es de 190 ºC, por lo que podrás cocinar cualquier tipo de alimentos.

Está fabricada con acero inoxidable y viene con asas de plástico para que puedas cogerla sin quemarte. También tiene una tapa para evitar salpicaduras y viene con bol antiadherente y filtro metálico incluido.

Cecotec CleanFry (ver en Amazon)

Para los más afines a Cecotec, esta freidora eléctrica de aceite es otro de los modelos más vendidos y con mejores valoraciones de los usuarios. Son más de 900 opiniones las que los clientes le han dado con una nota media de 4,5 sobre 5, por lo que quienes la han comprado también están muy satisfechos con ella.

Su capacidad es de 3 litros, su potencia de 2400 W e incluye un temporizador para que no tengas que estar preocupado de apagarla en su debido momento, así como una cubeta antiadherente para que no se pegue la comida. En ella, puedes cocinar el alimento que quieras ya que alcanza los 190 ºC, y su filtro OilCliner te permitirá mantener el aceite limpio durante muchos más usos.

Viene con tapa para que no salpique durante el cocinado, y además tiene una parte transparente para que veas en qué punto de la fritura se encuentra el alimento (podrás ver su color y su aspecto en tiempo real).

Su mango frío evitará que te quemes cuando quieras sacarla.

La mayoría de sus piezas se pueden lavar en el lavavajillas.

Innsky (sin aceite): ver en Amazon

Si estás interesado en comprar una freidora que no lleve aceite, además de las diferencias que te explicamos más abajo, queremos dejarte este modelo que es uno de los más aclamados por los usuarios (más de 3000 opiniones que le dan un 4,5 sobre 5).

Este electrodoméstico tiene una gran capacidad de 5,5 litros y tiene una potencia de 1700 W (por lo que consume menos que las anteriores, además su eficiencia energética es de clase A+++, la máxima posible).

Su forma de freír es por convección de aire caliente, por lo que estarás comiendo más sano, con menos grasas y te evitarás el olor típico del aceite. Pero además, tiene muchas funciones y programas incluidos, por ejemplo para cocinar pizza, bacon, pescado, carnes, patatas, etc. Así, tus platos saldrán en su punto.

También viene con un libro de recetas para tener ideas sobre todo al principio.

Las marcas más reconocidas de freidoras:

¿Qué tipos de freidoras existen?

Freidoras de aceite

Son las freidoras clásicas, las que siempre hemos tenido en casa. Los alimentos se fríen con aceite, y se suele echar una gran cantidad de forma que la comida quede totalmente sumergida.

En el momento que se llega a la temperatura adecuada (160-195 ºC), es cuando se añaden los alimentos. Cuando los has cocinado, las patatas tienen un tono dorado inconfundible, la verdura en tempura queda crujiente, el pollo y el pescado tiene un sabor delicioso

¿Por qué freír en una freidora y no en una sartén?

  • Es muchísimo menos probable que te quemes utilizando una freidora.
  • Más sabor. Al estar preparadas para freír, las frituras dan mucho mejor resultado, debido a que hay la cantidad perfecta de aceite y se calienta todo por igual. Esto no ocurre con las sartenes.
  • Sencillas de utilizar. Con un solo botón y eligiendo la temperatura deseada, funcionan por sí solas.
  • No tienes que limpiarla tan a menudo. El aceite se puede quedar dentro y volver a usarla la próxima vez que vayas a freír. Es más, incluso una freidora tiene tanta tecnología que utilizan técnicas para que el aceite dure mucho más. Además, muchos modelos te dan la posibilidad de lavar las piezas en el lavavajillas e incluso existen algunas autolimpiables.
  • Se calienta más rápido y cocina en menos tiempo que si lo haces manualmente.

Puntos clave antes de comprar una freidora con aceite:

Si vas a comprar una freidora, es importante que tengas claro qué es lo que necesitas, y para ello te aconsejamos que te fijes en las siguientes características:

  • Temperatura regulable: Dependiendo de la receta que vayas a freír, necesitarás una temperatura u otra. Por ello, es interesante que puedas elegir con precisión la temperatura de cocinado. No es lo mismo freír patatas que pescado, croquetas o tempuras.
  • Capacidad: Dependiendo del número de personas que conviváis en el mismo hogar, necesitarás una freidora más o menos grande. Por ejemplo, las de un litro suelen ser apropiada para máximo dos personas, mientras que las de 3-4 litros te servirán para 4- personas.
  • Potencia: cuanto más elevada sea, más rápido se cocinarán los alimentos.
  • Dimensiones: Aunque hayan distintos tipos de capacidades, las dimensiones no siempre son proporcionales. Hay modelos que son más compactos que otros, por ello, antes de comprar tu freidora con aceite fíjate bien en cuánto mide para saber si cabe en la cocina o si podrás guardarla.
  • ¿De qué están fabricadas? Uno de los mejores materiales que encontrarás es el acero inoxidable para el interior, pero por fuera pueden ser de muchos otros.
  • Muchas tienen la etiqueta de autolimpiable, lo que significa que se son mucho más fáciles de limpiar.

Freidoras de aire caliente

Todavía no son muy comunes, pero con el auge de la dieta sana y equilibrada, muchas familias se inclinan por comprar freidoras de aire caliente sin aceite. Algunas de las ventajas que ofrecen son:

  • Comerás más sano: Como no se utiliza aceite en las frituras, no hay tantas grasas poco saludables que surgen como consecuencia de este proceso, además de que el nivel de calorías en tus platos será mucho más bajo.
  • Consumen menos: Las freidoras de aire caliente que no utilizan aceite consumen algo similar a lo que lo hace un horno, que se centra en reconducir aire a elevada temperatura. Por ello, si la utilizas con frecuencia, el ahorro en la factura de la luz será considerable.
  • Fácil de limpiar: Cuesta mucho menos limpiar que una freidora con aceite (que ya de por sí tiene sistemas de limpieza avanzados). Por lo tanto, te resultará cómodo y además no dejará el típico olor del aceite de fritanga, ya que no se utiliza en el cocinado.
  • No te quemarás con aceite.
  • Funciones adicionales: asar, hornear, precalentar, descongelar, hacer postres, grill, parrilla, gratinar, controlar a través de un smartphone… estas solo son algunas de las funcionalidades que verás en este tipo de freidoras.

Ahora bien, también tienen desventajas:

  • Aunque se parezca mucho, el sabor no es el mismo que el de las freidoras tradicionales.
  • Los alimentos no salen tan crujientes.
  • Son más caras.

Si quieres más información sobre este tipo de freidora, consulta nuestra sección freidoras de aire.

¿Cómo saber qué freidora comprar?

A todos nos gusta disfrutar del sabor de los alimentos fritos de vez en cuando. En efecto, no nos estamos refiriendo a la fritanga, sino a unas patatas bien fritas, a unas croquetas en su punto, a una buena carne empanada, unas alitas de pollo o puntilla rebozada. Y la cantidad de recetas que podríamos enumerar que se pueden hacer con una freidora es infinita. Prueba a ver el catálogo de freidoras Carrefour.

Y no solo eso, sino que ahora tienes la oportunidad de comprar una freidora sin aceite, de agua y aceite o de aire caliente. Lo único que necesitas es una pequeña cucharada de aceite o incluso utilizando los lípidos que hay dentro en el alimento, puedes obtener un sabor muy parecido a lo que sería freír de forma tradicional.

Éstas son las principales diferencias que existen entre las freidoras de aceite y aquellas que funcionan sin aceite (por ejemplo con aire caliente). Cada una tiene sus ventajas y desventajas, ¡ahora solo te queda decidir por cuál te inclinas!